Cómo superar una ruptura amorosa de pareja

Para superar una ruptura amorosa se debe de terminar en los mejores términos posible y aclara si existe posibilidad de posterior reconciliación, o no.

Para superar una ruptura tendremos que tener certeza de cómo queda la relación, si se ha cerrado totalmente la puerta a la relación sentimental, si queda abierta a una reconciliación futura, o incluso si queda entreabierta que posiblemente será la más complicada de gestionar y la que más dificulta superar la ruptura.

Superar ruptura de pareja

Cómo superar una ruptura amorosa

Una relación sentimental tampoco esta exenta de dificultades, pero parece que si se decide mantener la relación es por entender que priman las cosas buenas. Una ruptura, aparentemente es mala, pero también existirán cosas buenas, pues se deja de tener que mantener aquellas cosas que nos han gustado menos de la relación.

En el proceso de superación de una ruptura amorosa se puede vivir de una manera totalmente diferente si se trata de la persona que ha tomado la decisión o de haber sido a la que le han comunicado la decisión por parte de su pareja.

Los casos en los que la decisión de separarse ha sido de ambos tal vez suela ser la más fácil de superar, pues a sido consensuado y mutuo el deseo de terminar la relación.

En los casos en los que hemos sido nosotros los que hemos tomado la decisión, a corto plazo puede ser menos doloroso, pero a medio y largo plazo pueden existir graves recaídas ante la incertidumbre de las dudas de su la decisión ha sido la correcta.

Al miembro de la pareja que no ha decidido la ruptura tal vez a corto plazo sea muy duro, pues es una decisión no deseada o impuesta por el criterio de nuestra pareja que pasa a ser expareja. Ahora bien, superar la ruptura amorosa a medio y largo plazo será mucho más fácil pues no tiene nada de qué arrepentirse, pues no ha decidido el giro que ha separado su proyecto de vida.

Superar una ruptura amorosa necesita ser fuertes, aceptar que es normal poder sentir dolor, pero no alimentar un sufrimiento que sí que podemos tratar de reducir. El daño emocional es normal en toda ruptura, pero no regocijarnos en las cuestiones negativas es lo que sí podemos modular, pues lo mas importante es trabajar la superación desde nuestra mejor actitud. De ser necesario, también con apoyo profesional de psicólogos, pues una ruptura es uno de las situaciones más traumáticas de toda persona.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *